Clan de Warhammer Fantasy
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | .
 

 TERCERA ERA (INICIO DE CAMPAÑA TOTAL WAR Y TRASFONDOS)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje

Sigmar


avatar


[ Administrador ]


Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 25/11/2013

MensajeTema: TERCERA ERA (INICIO DE CAMPAÑA TOTAL WAR Y TRASFONDOS)   Miér Oct 05, 2016 3:00 am

Introducción campaña total war

Las Otras Tierras

Muy pocos sabían de su existencia. Los que tuvieron la maldición de conocerla supieron lo que era el sabor de la sangre, las pesadillas diarias y el combate eterno. Muchos soñaron con ellas, con sus caminos ocultos y sus rutas secretas, pero afortunadamente pocos entraron. La memoria colectiva las fue olvidando y enterrando más y más allí donde nacen los recuerdos abocados al fracaso. Frente a todo esto la magia, los poderosos vientos que a través de los portales de la disformidad traían canticos y llamadas de las sacrílegas “Otras tierras” y fue así como ellas se negaban a acabar olvidadas y fue así como pedían más sangre y fue así como después de aquella Segunda Era donde, los que volvieron, nunca serían los mismos que se marcharon.
Se avecina una nueva era, la Tercera de las Otras Tierras, os esperan, detrás de vuestros sueños, ocultas en vuestros recuerdos y agazapadas en los deseos allí donde poco control tendréis sobre ellas, ellas os invitan.
¿Acudiréis a la llamada de nuevo?

ENANOS CH

El viejo mundo había cambiado con la resurrección de Nagash el negro. El fin de los tiempos era una realidad. El Caos se había levantado en el Norte y el bien y el mal luchaban por mantener sus razas fuera de la extinción. EL rey Thorgrim sabía que las montañas estaban perdidas, que todo el reino enano se venía abajo pero no cesaría en su afán de batallar hasta morir. Los enanos morirían, si así lo querían los dioses, luchando. En la sala de los ancestros, cerca del trono de los reyes, el viejo rey enano pulsó un complejo mecanismo que abrió un túnel tras una columna del mármol más puro del viejo mundo.
-Busca a tu hermano Toruk.
Bajo promesas de que volvería, el príncipe Korso empuñó el hacha y descendió por el túnel mientras las puertas del gran salón rugían por la batalla que no tardaría en llegar.
-Cuídate y cuida de tu hermano mayor. Sois la esperanza de la raza. - con las últimas palabras Thorgrim cerró el túnel sabiendo que jamás lo volvería a abrir.

ORCOS

El gran Thaukrek se había vuelto blando en opinión de Throm el quemahuesos. Desde la alianza con el vampiro Nathaniel el campamento orco, la gran horda, había pasado años asentado en el mismo lugar vigilando las puertas del castillo del No-muerto y sirviéndolo todos los días. A partir de la medianoche los muertos se alzaban y la traían regalos malditos en forma de prisioneros de otras razas con los que luchar alimentarse y disfrutar. A cambio, la luna llena de cada mes un regimiento de orcos cruzaba las puertas del castillo encabezados por el gran jefe Thaukrek y a la mañana siguiente solo salía él. Throm debía acabar con esto, medio siglo había pasado desde aquel pacto oscuro y los orcos eran orcos, no esclavos de los vampiros.

CAOS

El señor sin nombre era la esencia del caos y como tal había pasado 50 años envuelto en sus pesadillas.  Desde el castillo de Hierro había dirigido a sus huestes, Karmaroth no había sido obstáculo cuando sobre el mar se libró la batalla más cruente entra dos facciones de los dioses del caos. Vashnaar el torturador había sido devorado por la gran bestia marina después de una batalla espada contra espada en el barco del Señor sin nombre. Cuentan que la lucha duró dos años seguidos pues en aquel mar del caos el tiempo se estira y se diluye como gotas en la lluvia. Cuando todo terminó el estandarte del Castillo de Hierro ondeó en todos los barcos y uno a uno los territorios de Vashnaar fueron abandonados a su suerte. La presencia de la mente del Señor sin nombre era requerida por los dioses para devolver al viejo mundo, más allá de las otras tierras, al líder del Fin de los tiempos Archaon. Durante 40 años permaneció en una pesadilla mientras su menta era usada para los juegos de los dioses pero ahora que Archaon caminaba junto a Nagash el negro por el viejo mundo, El señor sin nombre era libre de nuevo para ser el Heraldo de las Otras tierras.

IMPERIO

El Conde de Munfort tenía una única misión, montarse en su tanque de acero y cruzar junto a un ejército el camino secreto de las tierras yermas. El emperador Karl Franz había sido claro. Encontrad a Imrik sin él, el mal se tragará al mundo. Humanos, enanos y elfos estaban unidos en el viejo mundo contra la debacle que se extendía por todos los continentes y fue así como el conde de Munfort, hijo del Conde elector y nuevo capitán de la Reiskguard partió hacia el sur buscando la ruta hacia las otras tierras. Tras días que parecían meses atravesando los pantanos las viejas máquinas imperiales y los caballos con las herraduras comidas llegaron a una costa, una costa que no estaba descrita en los mapas. Habían llegado a las Otras Tierras pero, ¿Dónde estaban los elfos? ¿Dónde estaba Imrik? En su lugar solo había ciudades abandonadas.

ENANOS

Toruk había pasado cincuenta años combatiendo contra los altos elfos, cincuenta años hasta que una mañana se levantó y no quedaba rastro alguno de su fino hedor y sus sublimes trajes. Nunca supo porque decidieron partir, pero siempre pensó que fue gracias a la fuerza enana que había conseguido, en esta guerra de la barba de las Otras Tierras, derrotarlos una y otra vez. No todo habían sido batallas para Toruk, después de la guerra de los señores del Caos entre sí muchos enanos bajo su reinado partieron con la misión de repoblar todos aquellos territorios y conseguir las mejores vetas de metales y minerales. Los barcos llegaban cargados, pero con los años cada vez menos mercancía enana cruzaba el mar, Toruk llevaba un tiempo sintiendo bajo sus grandes pies el calor de la rebelión.

VAMPIROS

Nathaniel llevaba medio siglo alimentándose de sangre de orco. Había descubierto que con ella el vigor era más fuerte y no era necesario ni siquiera cazar. Se enfrasco en la búsqueda de todos los grimorios, tratados y mapas habidos y por haber para encontrar a los Seis Nigromantes de Barnabás para poder abrir las puertas del castillo y tras años de investigación las tumbas comenzaron a abrirse de nuevo y el hogar a lucir con llamas de madera de cementerio. Había dado con la clave, un poco más de sangre de orco y volvería a la caza.

BRETONIA

Tres votos de un señor sin tierras, de un duque sin ducado, de un conde sin condado. Tres votos de caballero para hacer volver a Bretonia. Así fue como Guilles, el mendigo, aquel con el nombre del antiguo rey, una vez consiguió los tres votos vagó sin rumbo hasta llegar al lago de cristal y sus aguas se resquebrajaron. De ellas surgió la dama y alzando una espada envistió a Guilles, caballero y primer señor Bretón de las Otras Tierras. Poco a poco y durante años Bretonia comenzó a resurgir saliendo del Lago de Cristal en oleadas de campesinos, caballeros y cortesanas. Sin más piedad que la que conceden las damiselas, los Bretonianos ganaron batallas y territorio a territorio ganaron la guerra contra el domino de los Skaven.  El bosque milenario volvía a rugir con el sonido de los cuernos de aquel ejército que se perdió con el caballero verde aguardando al resurgimiento de Bretonia, pronto llegarían y Guilles estaba preparado para ser el nuevo rey del ejército más grande nunca visto.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://llameante.fantasyboard.net
 

TERCERA ERA (INICIO DE CAMPAÑA TOTAL WAR Y TRASFONDOS)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

 Temas similares

-
» 2º Equipo de un Tercera
» Total Football League
» ~Campaña contra el tabaco~
» Una Despedida Y Un Inicio
» Informe Robi-son: La defensa total

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
El Puño Llameante :: El Camino del Artesano :: 
Trasfondo e Historias
-