Clan de Warhammer Fantasy
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | .
 

 SEGUNDA ERA Batalla especial La cerveza Bugman y el Mapa del Tesoro (Enanos VS Skaven y Elfos Oscuros)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje

Goodkat


avatar


[ Músico ]


Mensajes : 157
Fecha de inscripción : 15/12/2013

MensajeTema: SEGUNDA ERA Batalla especial La cerveza Bugman y el Mapa del Tesoro (Enanos VS Skaven y Elfos Oscuros)   Mar Mayo 13, 2014 1:41 am

Batalla especial La cerveza Bugman y el Mapa del Tesoro (Enanos VS Skaven y Elfos Oscuros)

El rey racial enano tenía un arma reveladora. Capaz de encontrar materiales para forjar la propia magia. No era una barita de zahorí era un gran y ferroso yunque. El yunque guía, así lo llamaban, estaba conectado con todas las runas ancestrales que habían salido de su seno y además tenía un gran poder entre aquella raza. Venerándolo como a un Dios enano más. Antes de su propia muerte le rey racial enano dio ordenes de esconder tan magnificente artefacto y grabar el camino de tal forma que solo aquel de su raza, un enano, fuera capaz de encontrarlo. Nunca más se supo del yunque guía después de su muerte ya que, el pedestal en Karaz-Umbar; la ciudad perdida, quedó vacío y parte de la gloria enana murió con aquel artefacto y como no es de extrañar; con su rey.

El señor enano de Karaz-Bastión sentía que las runas de sus ancestros andaban cerca. Era la sangre de reyes que corría por sus venas la única capaz de percibir la llamada de las runas.

Dichas señales llevaron a los enanos hasta una vieja taberna y al cargamento de cerveza bugman que de allí partía. ¿Era posible que dentro de aquella cerveza se encontrara el mapa para llegar al Yunque Guía? Si eso era verdad debían hacerse con aquel cargamento.

Turek había mandando a sus mejores rastreadores siguiendo las señales de los antiguos enanos, los que habitaron alguna vez con el rey racial. Alrededor de la explanada solo se veía la taberna iluminada por los candiles y de donde salía música de fiesta y carcajadas. El mundo siempre había disfrutado de las fiestas; entre batalla y batalla era el único descanso que el guerrero se podía permitir eso y las hermosas taberneras, generosas y de pechos descubiertos.

Se fueron acercando más lentamente y vieron pasar a una figura que llamó a la puerta de la taberna. Vestía el negro cual cuervo. Un manto con una capucha oscura como la noche y sus manos al hacer sonar la aldaba eran largas y gélidas como el frío, un color que hacía mucho que los enanos no veían.
Adentro la fiesta se aplacó un poco cuando aquella figura penetro en el edificio y cuando todos los candiles se apagaron con un soplo de viento solo se escucharon gritos y el chocar de las hachas con la carne. Esa manera de cortar que solo se veían en las celdas negras de Nagarroth.

Los enanos se miraron y el jefe de los exploradores mandó una orden; al inmediato los cañones órganos sobresalieron del bosque y el crujir del lanzavirotes sobre el mantillo del lugar se escuchó también. De la taberna salía frío, era tan denso que así podía verse a la vista. El señor enano alzó la mano dispuesto a disparar a todo lo que se moviera pero de la espesura salió un carro de cerveza tirado por un pequeño pony y con un viejo enano cantor sobre la grupa.

Aquel viejo cantaba “la leyenda del amo y la cerveza” bastante ebrio mientras tiraba de las riendas del pony y cuando se acercó a la casa baja que ahora yacía en un silencio sepulcral el cuadrúpedo se paró. El enano tironeó de el pero el caballo seguía sin obedecerle.

El portador de la cerveza se bajó bajo la atenta mirada de todos los enanos que estaban en sus puestos, escondidos y esperando. El jefe explorador y señor enano maldijo no tener atronadores cerca para poder salvaguardar a aquel viejo de su raza pero esperaron. No podían mandar el plan al garete, aun no. Aquel viejo caminó por el camino embarrado hasta la puerta de la taberna tarareando los últimos versos de aquella vieja canción y llamo a la puerta mientras esperaba.
Cuando esta se abrió haciendo resonar los goznes dentro estaba todo oscuro y aquella niebla condensada salió hacia el exterior meciéndose alrededor del capataz del carro de Bugman. El pony salió corriendo solo con el carro tras el y el jefe explorador dio la orden y justo cuando una flecha ponzoñosa salía de la oscuridad los enanos que estaban secretamente asentados en el techo de la taberna saltaron hacia la puerta y las ventanas. La fecha reboto en la armadura de aquel barbalarga salvando así al anciano enano que se desmayo presa del alcohol y el miedo.

La batalla comenzó rápidamente. Los cañones órganos comenzaron a cantar con sus gemidos de balas, pólvora y metralla y dentro de la casa lo que encontraron fue algo que creían eliminado de las otras tierras. La guardia negra de los elfos oscuros se alimentaba  de los cadáveres de los muertos y los apilaba tras la barra de la taberna. Los enanos que allí entraron jamás volvieron y mientras otros muchos corría tras el carro una campana sonó. Y de las profundidades del barro bajo la noche salieron cual muertos vivientes oleadas de ratas gigantes antropomorfas.

-¡Skaven, Emboscada Skaven!-gritó el señor enano.

Tenia muy claro lo que debía hacer las señales brillaban en la casa y brillaban en aquel carro de cerveza que corría sin dueño por aquella explanada. Skaven y elfos oscuros.

-¡Disparad sin discreción! ¡Arrasad todo lo que veáis!

Mientras los enanos intentaban destruir a las fuerzas enemigas estas con aquella gran campana tañendo y un caldero de sangre donde los cuerpos de los enanos eran usados para que nunca faltara la nauseabunda sopa dentro ganaban la trifulca.
Una medusa se coló hasta la boca de los cañones órganos convirtiéndolos en piedra tanto a las armas runadas como a la dotación de las mismas. Fue en ese momento cuando el señor enano decidió correr hacia el carro de cerveza.
Un elfo interceptó al señor enano; debía ser un principie pues la armadura de pura nobleza negra y los galones en forma de joyas que lucía por todo el cuerpo.
El saludo fue el entrechocar del martillo con la espada. Fueron fuertes los golpes del señor enano. Las armas hacían saltar las chispas y las armaduras igualmente. El tañido del badajo de la campana skaven hacia temblar la tierra sobre ellos dos y en el fondo cerca de ellos el carro de cerveza bugman que a los ojos del enano brillaba mas que nunca. La taberna la tenía perdida pero el carro aún no.
Bajo el caso negro el señor enano hoy gruñir al noble elfo oscuro; hoy Khaine estaría contento, pues veía como poco a poco su armadura runada se iba desgastando. La magia oscura era muy poderosa en aquel lugar y jamás hubiera esperado un ataque así. Sacando fueras de la mismísima forja del infierno de Grumgni los martillazos del viejo enano fueron certeros y poderosos. Atinando siempre sobre el yelmo del elfo hasta llegar a tumbarlo en el barro mientras gritaba al señor de la fragua y justo ahí corrió hacia el carro, que a su vez corría hacia el bosque, que a su vez aullaba con el viento.
Cuando consiguió alcanzarlo y entrar dentro de el descubrió que la cerveza había sido esparcida por todo el interior. El caballo trotaba salvaje, no sabia a donde se dirigía pero no le importaba tenía que buscar la señal, el mapa y así fue como sobre las tablas de madera que construían el carro pudo ver grabados enanos que indicaban secretos sobre el “yunque guía”. Fue allí en ese mismo instante como el aire comenzó a oler a piedra bruja y el viento siseó hasta chisporrotear justo después el rayo Skaven hizo saltar por los aires el carromato y el cielo de la noche se torno negro como el abismo

Cuando despertó estaba en una pira funeraria. La armadura caliente como el sol y corrió a quitarse los correajes y a enfriarse en el estanque. Ya nada quedaba de la taberna solo humo y piedras y todos los enanos yacían en esa montaña de cadáveres. Los enemigos se habían ido; ellos habían perdido y solo quedaba él, confundido con una cadáver. La mano le sangraba demasiado y cuando la lavo en el estanque descubrió que tenia grabado a fuego el mapa del yunque guía a modo de tatuaje y que una extraña energía le recorría el cuerpo.

El rey Turek debía saberlo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario

Thorgrim


avatar


[ Miliciano ]


Mensajes : 112
Fecha de inscripción : 26/11/2013

Ficha de Campaña
Título: "Vengador de Agravios"
Coronas: 6900
Victorias: 1

MensajeTema: Re: SEGUNDA ERA Batalla especial La cerveza Bugman y el Mapa del Tesoro (Enanos VS Skaven y Elfos Oscuros)   Mar Mayo 13, 2014 10:56 am

Buena historia!!  Very Happy 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 

SEGUNDA ERA Batalla especial La cerveza Bugman y el Mapa del Tesoro (Enanos VS Skaven y Elfos Oscuros)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

 Temas similares

-
» Segunda fundación de Buenos Aires
» [RPG Maker XP/ VX] Fondos de batalla (battlebacks)
» Chaos War, una nueva batalla por la Tierra
» como agrgo un sistema de batalla nuevo a rpg maker vx
» [The Moon Knights] Segunda parte

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
El Puño Llameante :: El Camino del Artesano :: 
Trasfondo e Historias
-