Clan de Warhammer Fantasy
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | .
 

 SEGUNDA ERA Trasfondo Batalla Altos Elfos- Condes Vampiros (dreadfleet)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje

Goodkat


avatar


[ Músico ]


Mensajes : 157
Fecha de inscripción : 15/12/2013

MensajeTema: SEGUNDA ERA Trasfondo Batalla Altos Elfos- Condes Vampiros (dreadfleet)   Mar Feb 18, 2014 12:09 pm

Batalla Altos Elfos- Condes Vampiros (dreadfleet)

Elessarth observaba desde el castillo de popa del Dragón Marino, su buque insignia, como la coca que acaba de soltar se acercaba al derruido barco fantasma del que solo quedaba el mascarón y algunas velas raídas. La flota de los condes vampiros parecía abandonada desde que el elfo y toda su tripulación se acercaron. Los cinco barcos enemigos flotaban como pecios a la deriva cerca de la costa. A pesar de que Elessarth había preparado toda la munición de sus buques para la batalla por un instante se le pasó por la cabeza el que no tendría que usarla.
Mientras su tripulación escalaba por la carcomida madera del buque abandonado el dragón de Elessarth se agitó nervioso en la popa. Algo estaba por ocurrir ellos lo presentían antes que el resto de seres y cuando volvió a mirar a la parte de la tripulación que estaba abordando el barco enemigo no encontró nada. La coca seguía amarrada al buque y este permanecía tranquilo, muerto, pero ni rastro de la tripulación de valientes elfos.
Desde la Parca Sangrienta el señor vampiro decidió que ya era suficiente y sin siquiera salirse de su ataúd en el castillo, literalmente, de popa, arremolinó los vientos y las velas se hincharon. Escuchó a la tripulación de la flota enemiga dar ordenes y el se preparó para la batalla.
Elessarth vio el infierno que se le venía encima y lo que era peor, gracias a su gran maestría como navegante y el conocimiento de la mar, sabía que ambas tropas estaban ante una trampa mortal. La marea comenzaría a bajar y lo que ahora eran pequeñas piedras se convertiría en un océano de pinchos y pedruscos dispuestos a hacer embarrancar a cualquier barco e incluso atravesarlo. Tenía poco tiempo antes de que aquella parte del mar se volviera innavegable y jugara en su contra. Y, con el viento a favor, la flota del elfo navegó rauda hacia las grandes piedras con los cañones totalmente cargados.
El vampiro inició un viraje con dos de sus barcos, la aberración Skaven, que gritaba con un lamento ensordecedor mientras sus sucios amos la instigaban a navegar desde dentro de su costillar y el espectro sombrío que, totalmente en silencio, inició el vuelo para así, ambos flanquear al enemigo con sus cañones.
A toda vela, los bajeles elficos eran impulsados por el viento y, el barco del capitán de la flota por el dragón que, soplando alegre en la popa, batía sus alas fuertemente haciendo que el barco casi no tocara el agua pero aun así flotara a duras penas a centímetros del mar.
A través de los escollos ambas flotas intentaron envolverse rápidamente. Los enanos no paraban de echar paladas de carbón a los grandes hornos de su navío acorazado y con los cañones órganos preparados dispararon mientras las grandes palas impulsaban la gruesa maquina de hierro por el mar.
El barco espectral de amarillentas velas así como la gran aberración skaven infestada de piedra bruja hicieron lo propio haciendo tronar los mascarones de ambos y el gran tanque flotante enano solo recibió muescas en su gruesa chapa.
Por aguas menos profundas el gran Heldenhammer surcaba lentamente el mar escoltado por la cimitarra llameante y mientras, bajaba la marea haciendo salir desde las mismas profundidades del mar grandes rocas con forma de dientes que destrozaron todo el casco de aquel barco provisto de magos y djinn que, se hundieron en el mar a pesar de su magia y tiño las aguas a su alrededor de un azufre místico, fruto de la cantidad de pociones que ahora estaban en contacto con ese gran disolvente que era la mar. Grandes botellas de cristal se hundieron junto a las frías rocas ocultando en ellas poderosos demonios de los elementos.
En el fragor de la batalla entre el gran barco de vapor enano y los dos bajeles del señor vampiro comenzó a burbujear el agua a su alrededor. Los enanos gritaron y corrieron por la cubierta dirigiéndose a las ametralladoras portátiles dispuestas por toda la borda del barco y un gran kraken mecánico emergió de las olas con un gran estruendo. Un grito gutural y cubierto de sonidos de engranajes resonó a la vez que grandes tentáculos de hierro del caos apresó al barco enano directamente desde la proa, tirando de el, para intentar hundirlo y que se destrozara con las olas que aun se ocultaban bajo el mar.
Los enanos fueron raudos como nunca y con grandes hachas intentaban cortar los tentáculos y a pesar de los grandes agujeros que les estaba dejando en su barco acorazado llenaron al kraken de tanta metralla que el mismísimo capitán enano quiso participar en la refriega y salió de su camarote para destrozar lo que quedaba del submarino con forma de pulpo y este, anclado por un solo tentáculo y chorreando aceite y liquido grumoso por el resto de ellos, que ahora eran simples muñones cercenados, se hundió de nuevo cuando el enano a golpe de hacha mecánica amputó de cuajo aquel mecánico apéndice. El kraken negro reventó y mientras se hundía a través del ojo de este último pudo verse al enano del caos gritar como loco. Ya era historia y, la marea seguía bajando.
Grandes castillos hundidos y ruinas de templos dedicados al mar emergieron llenos de tritones y cangrejos gigantes mientras la gran bestia skaven se hundía en su propia sangre acribillada a tiros por los enanos que no paraban de humear debido a los desperfectos por todo el casco.
La parca sangrienta donde el señor vampiro se alojaba invocó de las mismas profundidades a una bestia impía que dormía en aquellas aguas, la hidra marina de tres cabezas. Con solo un chasquillo de dedos le ordenó atacar a las pequeñas cocas que había ido soltando el señor elfos por toda la mar y por muchas lanzas que tuvieran sus marineros, las deribaba como si fuera papel.
Elessarth  soltó a su gran dragón, ordenándole que trajera el infierno a la mar y mientras esto ocurría y el dragón volaba lejos hacia los barcos enemigos, una gran roca atravesó el agua para salir justo en el buque del príncipe élfico sin acusarle apenas daño. El timonel viro rápidamente y soltó el ancla para que el giro fuera aun más cerrado y, junto a la gran velocidad del barco hizo que casi derrapara sobre las aguas. Rápidamente con un pequeño hacha de mano cortaron aquella ancla y el barco siguió raudo como el viento.
La parca sangrienta apenas navegaba, siempre grande, mamotrética, pesada y lenta. Guardando en ella todos los hechizos de la no muerte y, el capitán decidió lanzar uno más al  ver como su flota estaba siendo destruida.
La maldición que salió a través de sus ojos, oscureció el cielo alrededor del bajel conocido como pez espada y en ese mismo momento lo sentenció a morir. Presa de la maldad en la que estaban, la tripulación se fue pudriendo lentamente mientras la Parca se acercaba a ellos y justo antes de llegar todo el barco se hundió completamente bajo el mar. El gran buque pasó por encima de sus restos para poder añadirlo a la estructura de su propia nave, formada por restos de mascarones hundidos. Ahora la Parca era más grande y poderosa.
Y por fin el Heldenmmer con el timón roto y el primer oficial caído por una bala de cañón, enfiló con sus cañones al barco funerario que sostenía un rubí en su popa. Los remeros de este, intentaron modificar la trayectoria mientras los esqueletos tocaban el tambor rápidamente y el crujir de los huesos maniobraba con aquellos grandes palas de otra época pero, las grandes piedras donde casi la mitad de ambas flotan habían encallado no ayudó a que consiguieran huir y las decenas de balas de cañón con runas mágicas de los altos colegios de magia imperiales, mandaron a la mar a los reyes funerarios y a sus esclavos de la no vida.
La marea siguió bajando hasta tal punto que todas las embarcaciones casi rozaban con la arena de debajo del mar, embarrancando y siguiéndose disparando casi en una batalla campal, a pie, donde los buques eran solo fuertes donde defenderse. Desde allí disparaban de un mascaron a otro y Elessarth decidió correr a la orilla. Muchos de sus hombres habían muerto y el resto eran cazados por la hidra que ahora correteaba por la arena llena de escollos. Gracias al zeppelín enano que salió con lo que quedaba de tripulación,  el resto de unidades elfas fueron escoltadas a la playa. El gran barco espectral pasó por encima de ellos soltando barriles de pólvora y el dragón elfo le vomitaba fuego en las velas agujereadas y, así, corriendo por el mismo infierno donde ahora solo había piedras y arena llegaron a la costa.
Por fin en la playa formaron rápidamente. Elessarth daba ordenes a todos los soldados que habían sobrevivido y vieron como sus guerreros caídos, y el resto de cadáveres se volvían a levantar para unirse a la filas que desembarcaban en la orilla para ir a la playa.
La batalla en tierra sería dura y el elfo lo sabía. Su dragón había muerto y ante sus ojos lo que hace unos instantes era una noble criatura de la luz ahora se transformaba en un engendro del terror. Los zeppelines enanos habían caído y el señor vampiro volaba hacia ellos en su montura demoníaca.
Una gota de sudor le corrió por la frente al navegante. En mar, había perdido aquel título.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario

Thorgrim


avatar


[ Miliciano ]


Mensajes : 112
Fecha de inscripción : 26/11/2013

Ficha de Campaña
Título: "Vengador de Agravios"
Coronas: 6900
Victorias: 1

MensajeTema: Re: SEGUNDA ERA Trasfondo Batalla Altos Elfos- Condes Vampiros (dreadfleet)   Mar Feb 18, 2014 12:27 pm

Muy buen relato goodkat, lectura sin duda muy entretenida. Máster y escritor, eres un crack.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario

Wamphyrii


avatar


[ Guardia ]


Mensajes : 71
Fecha de inscripción : 26/11/2013
Localización : San Fernando

Ficha de Campaña
Título: "La Muerte Roja"
Coronas: 9550
Victorias: 1

MensajeTema: Re: SEGUNDA ERA Trasfondo Batalla Altos Elfos- Condes Vampiros (dreadfleet)   Dom Feb 23, 2014 8:36 am

Esplendido !
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario

Contenido patrocinado







MensajeTema: Re: SEGUNDA ERA Trasfondo Batalla Altos Elfos- Condes Vampiros (dreadfleet)   

Volver arriba Ir abajo
 

SEGUNDA ERA Trasfondo Batalla Altos Elfos- Condes Vampiros (dreadfleet)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

 Temas similares

-
» Segunda fundación de Buenos Aires
» [RPG Maker XP/ VX] Fondos de batalla (battlebacks)
» Vampiros y sirenass
» Chaos War, una nueva batalla por la Tierra
» como agrgo un sistema de batalla nuevo a rpg maker vx

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
El Puño Llameante :: El Camino del Artesano :: 
Trasfondo e Historias
-