Clan de Warhammer Fantasy
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | .
 

 SEGUNDA ERA Trasfondo Batalla Altos elfos-Enano (paso estrecho)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje

Goodkat


avatar


[ Músico ]


Mensajes : 157
Fecha de inscripción : 15/12/2013

MensajeTema: SEGUNDA ERA Trasfondo Batalla Altos elfos-Enano (paso estrecho)   Sáb Feb 01, 2014 2:46 pm

Batalla Enanos-Altos Elfos (Paso Estrecho)

A través del paso estrecho los elfos caminaban, formando hileras. A través del paso estrecho los elfos temían. Los ecos reverberaban en la calurosa garganta y, con el sol en el punto más altos, los elfos cantaban. Cantaban a sus dioses para que los guardaran, cantaban a la tierra para que los protegiera.
Habían tardado varios días, eran una pequeña avanzadilla bajo las órdenes de Elessarth, al que Imrik había ordenado navegar hasta las mismísimas puertas de Tailón en busca de aquella raza de baja estatura para llegar a un parlamento.
Por caprichos del destino los barcos quedaron en costa y, los elfos, en un laberinto de la montaña que cada vez se iba estrechando más. Podían oler a los enanos y el general elfo tocó el salvoconducto que llevaba bajo la capa.
Horas después el agua escaseaba. El sol, puntiagudo los miraba y les hacia sudar y muy al fondo, donde las grandes águilas no se atrevían a volar por la estrechez del espacio los encontraron.
El gran señor de las runas y toda la hueste de los enanos esperaban sobre terreno elevado, al final del cuello de botella que era el paso estrecho.
Los ejércitos se miraron y entonces Elessarth supo que correría la sangre antes de poder acabar su misión. Respirando hondo gritó solo tres palabras en élfico que nada se entendieron pero por el tono mostraba más que ímpetu. Todos los elfos de una sola vez y comenzando con el pie derecho, tras siglos de experiencia, corrieron. Con el retumbar de sus pisadas las paredes de tierra y roca del paso estrecho comenzaron a exhumar polvo desde las partes más altas y el suelo vibró bajo sus pies. Con un solo golpe de muñeca el martillo, cual mecanismo perfecto de percutor, hizo resonar el yunque rúnico que a su vez se iluminó lanzando rayos a través de todo el paso. El elfo observo aterrado como la mitad de toda su hueste era sepultada bajo una pared de tierra y muerte que se había desprendido del mismísimo paso estrecho y todos los que sobrevivieron huyeron despavoridos tras ver lo que, con tan sola una mano, un enano podía hacer. Aun así y con la mitad de su ejército tan solo marcharon implacables tras salvas de cañones órganos y fuego de un girocóptero de metal que estuvo sobrevolándolos mientras duro la refriega. A la mitad del camino y cuando el gran contingente elfo estaba mermado, una catapulta enana comenzó a lanzar agravios, piedras con maldiciones enanas de afrentas pasadas, sobre Elessarth y lo suyos.
Una vez habían llegado al ejército enano el general elfo respiró dando ordenes a viva voz y formando a sus tropas para cargar.- ¡Levantad esas lanzas! ¡Tensad esos arcos! ¡Guardia del Fénix, que las alabardas corten el sol y lo que esté bajo el!- mientras gritaba con tres toques rítmicos de martillo el señor enano hizo cargar a sus grandes martilladores con aquellas mazas de acero que rompieron los cascos del frío metal elfo en un momento. La guardia del Fénix era dura de roer por otro lado, manejando sus alabardas como si hubiesen nacido con ellas y fueran un apéndice más de su grácil cuerpo.
-¡Cargad ya!- Todos los elfos cayeron sobre el ejercito de la barba. La peor parte, estudiada por otro lado, se la llevaron los rompehierros enanos. Aquellos seres blindados de pies a cabeza recibieron ataques de los leones blancos y sus hachas mágicas y los siempre veteranos lanceros. Cuando todo andaba perdido para ellos y habían sido reducidos a un amasijo del metal el señor enano sacó fuerza del mismísimo paso estrecho y aguantó las embestidas elfas para contrarrestar de nuevo el ataque. Grumgni estaba con ellos. Y cargaron de nuevo.
Los elfos se vieron envueltos por  musculosos cuerpos que no les llegaban a la cintura pero eran demasiados como para vencer así que, Elessarth sacó el acuerdo de paz que guardaba bajo su capa y allí mismo con un hechizo de fuego, bajo la mirada del señor enano, lo quemó para siempre. Con un solo chasquido de dedos el comandante elfo organizó una rápida retirada no sin antes mirar la destrucción que se había llevado consigo el paso estrecho, ahora rojo por la sangre de los elfos que se derramó instantes antes. Después dirigió su mano al señor enano que apoyado en el yunque reía sobre la colina.
-¡Hoy alimentaste al paso estrecho, siempre le gusto la carne de elfo!- rió.
Ambos sabían que esto no acababa aquí y que al igual que los enanos no osarían pisar el más en mucho tiempo, a los elfos les costaría olvidar las laberínticas gargantas cercanas a las Puertas de Tailón.
La venganza estaba muy cerca, se olía en los vientos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 

SEGUNDA ERA Trasfondo Batalla Altos elfos-Enano (paso estrecho)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

 Temas similares

-
» Segunda fundación de Buenos Aires
» [RPG Maker XP/ VX] Fondos de batalla (battlebacks)
» ¿ que paso con los mutantes que perdieron sus poderes en la casa de M?
» Chaos War, una nueva batalla por la Tierra
» como agrgo un sistema de batalla nuevo a rpg maker vx

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
El Puño Llameante :: El Camino del Artesano :: 
Trasfondo e Historias
-